La Vall de Xixona.

Los primeros indicios de vida humana en La Vall de Xixona se remontan a la prehistoria, a la edad de bronce, con la existencia de dos asentamientos: el Tossal de les Mamelludes y Abió.

Pero será en la época ibérica cuando se produzca la ocupación de la zona central de la Vall. Los poblados de la ermita de Santa Bárbara y la Solaneta de Nutxes permitieron el control de este territorio.
La dominación romana apenas ha dejado restos. La época paleoandalusí supone una revitalización del poblado organizado en torno a dos manantiales: Alecua y Nutxes.

Vista sureste de la ciudad. Inicios del siglo XX. Xixona ha crecido a los pies de la montaña y de su fortaleza almohade. 
Sus calles son empinadas y estrechas. (Fotos Xion)

Las especiales condiciones del crestón calcáreo sobre el que se asienta la actual ciudad (gran visibilidad de toda la Huerta de Alicante y el perfecto control que sobre la Vall de Xixona se podía realizar desde el mismo) hizo que los almohades allá por el siglo XIII decidieran establecer un castillo: el Castell de la Torre Grossa.

Pont D´Alacant. Inicios del siglo XX. En esa caseta se pagaba el impuesto de consumo. 
Al fondo vemos la Calle de la Vila y a su derecha el edificio del posito.

Ese castillo fue el núcleo originario de la actual Xixona, ya que toda la trama urbana se organizaba en función de su situación. La ciudad creció, inicialmente hacia el este, pues hacia el oeste y el sur actuaban como barrera física infranqueable el Rio del Castell y el Barranc de la Font.

Entrada a la ciudad. 
El Barranc de la Font ha sido una barrera natural que 
ha impedido su crecimiento urbano hacia el sur.

A lo largo de la Edad Media se configuró una ciudad caracterizada por sus calles, estrechas y con las curvas del nivel, las casas pequeñas y angostas y los espacios comunales interiores inexistentes. Todo ello era debido a las necesidades de defensa y al cinturón que suponía la muralla. El centro neurálgico de la ciudad lo constituye la Iglesia de Santa María y la Sede del Consell, situadas en el mismo centro.

Iglesia de Santa María. 1920. Los vecinos se reunían en su placeta para jugar a la Lotería, pasando el lugar a 
denominarse coloquialmente "La Lotería". En esta foto vemos el momento del derrumbe de su techo.

Durante la Edad Moderna, aparecieron nuevos lugares de culto: la ermita de San Sebastian en la calle del Raval (1601), que potenció el crecimiento de esta zona; el Convento de Nuestra Señora del Loreto (1595), situado extramuros de la ciudad al norte; y el Convento de Santa Ana de monjas clarisas, situado también a extramuros. La construcción de una iglesia entre 1590 y 1628, y un nuevo Ayuntamiento hicieron que el centro de la villa se desplazara hacia el Este, buscando las murallas.

Calle del Raval. 1925. En primer plano vemos el Grifo del Raval, 
que servía de entronque con las calles Santa Ana y Tomás Dominguez.

A lo largo del siglo XVIII se produjeron importantes cambios. La aparición de una pequeña burguesía agrícola hizo que buscaran un espacio urbano propio y diferenciado del resto de la población, espacio que encontraron en la Calle El Vall, donde se asentaron importantes familias como los Aracil o Rovira.

Iglesia de Santa María. Decada de los años 60. 
Conocida como la Iglesia Vella, fue construída en el siglo XII. 
Perdió su relevancia eclesiástica en el siglo XVII, cuando se levantó la Iglesia Parroquial. 

El derribo de las murallas abrió importantes posibilidades de crecimiento para la ciudad, sobre todo buscando el límite geográfico que suponía el Rio Cosco, que rodea la ciudad. Sin embargo, el crecimiento se produjo por una parte a lo largo del camino de Valencia y por otro en el interior de la antigua ciudad amurallada, edificando en las parcelas libres.

El Vall. Inicios de 1900. 
Se estructuraba en varios sectores, uno de los cuales era Vall de Baix, 
situado a la entrada de la población. 
La fuente pública era el ornamento que daba relevancia a la zona. (Fotos Xion)

Con la misma trama urbana de época medieval, se llegó al último tercio del siglo XIX. Momento histórico, ya que el alcalde don Rafael Aracil Belda propuso en 1883 abrir una nueva calle en el espacio existente en la carretera Alicante-Xavia. Calle que nacia “por la insuficiencia de la calle llamada Val en Jijona, para contener en los días de mercado a los vendedores que concurren con sus mercancías a esta plaza y a los consumidores”.
Esta nueva calle será conocida popularmente como La Plaça

La Plaça, 1897. 

El Ayuntamiento decidió ampliar la Plaça hasta su unión con el convento de Nuestra Señora de Loreto. Allí se instaló una gran fuente monumental (Fotos Xion)

La Plaça, 26 de febrero de 1898. 

Observamos el actual edificio del Ayuntamiento, que aún constaba de dos plantas (Fotos Xion)

Vista panorámica de la ciudad. 1920. 

Xixona se asienta sobre la ladera del Monte del Castillo.

Zona este de la ciudad. Inicios de 1900. 

En primer plano, los huertos de la Calle El Vall, ocupados hoy por la Calle de Alicante. En el centro se ve la Iglesia Parroquial, aún sin su coronación en forma de prisma (Fotos Xion)

Calle de Loreto. Inicios del siglo XX. 

Observamos la parte más cercana al Convento de Nuestra Señora de Loreto, que da nombre a la calle (Fotos Xion)

El Vall Zona Central. 1960. 

Durante esta década, El Vall se convirtió en la principal zona comercial de la ciudad. Mercerías, ultramarinos y panaderías dieron vida a esta calle tan desprestigiada (Fotos Xion)

El Vall Zona Central. 1920. 

Desde el siglo XVIII se asentó allí el mercado y las fiestas de Moros y Cristianos. Pero perdió el protagonismo en 1900 en favor de la Plaça (Fotos Xion)

Convento de Santa Ana. 1970. 

Se encontraba al sureste de la población y estaba regentado por las monjas clarisas. Después fue destinado a escuela pública. Se derribó en los años 60 (Fotos Xion)

Convento de Nuestra Señora de Loreto. Inicios de 1900. 

Situado al norte de la ciudad, en el antiguo camino a Valencia. Estaba formado por tres cuerpos: la capilla, la iglesia y el convento. En la parte inferior izquierda se observa el antiguo calvario, ocupado después por el Mercado de Abastos (Fotos Xion)

Fuente: Bernardo Garrigós Sirvent. "Memoria Gráfica de Alicante y Comarca".
Publicado por: Juan José Amores
ORIGEN DEL ARTICULO: http://www.alicantevivo.org/2008/05/xixona-i.html?m=1
ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO , TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.
Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.
Los contenidos de los post publicados en El Cabasset D´antaño son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.
Ir abajo Ir arriba